Existe una creencia bastante extendida entre los propietarios en la que piensan que para evitar problemas con el inquilino es necesario rebajar el precio de alquiler, sin embargo, nuestra experiencia nos dice que esto no es necesariamente así.

¿Es necesario rebajar el precio de alquiler para alquilar seguro?

Ya hemos hablado del método más adecuado para alquilar con garantías, basándonos en un estudio de solvencia bien hecho y en la cobertura de un buen seguro de alquiler. Sin embargo, se deben de ofrecer ciertas ventajas a los inquilinos para que, a igualdad de precio, elijan nuestras viviendas antes que la del resto.

Por tanto, para alquilar al precio de mercado y tener además tener seguridad es imprescindible seducir al inquilino solvente, que es quien nos interesa.

Es por lo anterior que cuando un propietario nos dice que estaría dispuesto a rebajar un X porcentaje su precio de alquiler con tal de no tener problemas, le decimos categoricamente que no es necesario. Sin embargo, lo que sí es imposible es tratar de alquilar por encima de la media y exigiendo garantías. Recordemos que un inquilino solvente puede pagar su vivienda y cualquiera con un precio similar, por lo que siempre elegirá aquellas con una relación calidad – precio adecuada y unas condiciones de alquiler que considere ventajosas para él.

¿Qué hacer entonces para no renunciar a parte de nuestra rentabilidad y conseguir un inquilino fiable?

  1. Fijar un precio adecuado a la situación actual: No basta con entrar en cualquier portal inmobiliario y fijar un precio en la media de los anuncios ofertados, con ello sólo conseguirá perder varios meses sin alquilarlo. Cualquier alquiler de particular acaba negociandose en un porcentaje mayor o menor, debe de averiguar esta tasa de negociación y descontarla de la media de los anuncios en su zona.
  2. Solicitar garantías de ingresos: Pedir avales o varios meses de fianza es inviable ante la inmensa oferta disponible en el mercado. La generación mensual de ingresos por parte del inquilino es la única garantía de alquiler factible hoy en día.
  3. Verificar la documentación de ingresos: Por si hubiese factores que minoran los ingresos o fiabilidad del inquilino (Como embargos, documentación falsa, contratos temporales o indefinidos aún en periodo de prueba…)
  4. FUNDAMENTAL: Seducir a los inquilinos solventes: ¿Nunca ha pensado que un inquilino también desea tener seguridad y tranquilidad en el alquiler? Pues esto es más normal de lo que parece.

Vamos a dedicarle un artículo en exclusiva a este factor, ya que casi todos los profesionales y particulares parecen olvidar que los inquilinos también tienen sus inquietudes y no sólo se fijarán en el precio del alquiler.

Les esperamos en nuestro siguiente artículo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Paste your AdWords Remarketing code here